lunes, 4 de agosto de 2014

¿Cómo encontrar trabajo a través de Linkedin? 22 consejos prácticos



Linkedin ya es el motor de búsqueda de profesionales más importante de la red. En el artículo de hoy te contamos como sacarle el máximo partido a esta herramienta para encontrar trabajo

Cómo encontrar trabajo en Linkedin

En la actualidad, la red social profesional Linkedin cuenta con más de 300 millones de usuarios en todo el mundo. Sólo en España tiene más de 6 millones de usuarios según datos de la propia compañía, con especial presencia en ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia.
En este sentido, según la 16ª Encuesta Navegantes en la Red, realizada por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), y publicada en febrero de 2014, Linkedin ya sería la cuarta red social más utilizada por los españoles, detrás de Facebook, Twitter y Google Plus.
Para quien se encuentra buscando empleo, tener presencia efectiva en Linkedin puede resultar muy eficaz para ampliar su red de contactos. En esta guía te damos las claves para aprovecharla al máximo.




1. ¿Cuenta gratuita o de pago? Esta es la primera cuestión que te debes plantear al abrir o actualizar tu perfil de Linkedin. Si bien las funcionalidades de un perfil gratuito son bastante extensas, los perfiles de pago te permiten funcionalidades adicionales como conocer la identidad de todas las personas que han visualizado tu perfil, poder enviar un mensaje directo a cualquier persona aunque no forme parte de tu red de contactos, o dejar tu perfil en abierto para que cualquier persona pueda consultarlo entero y contactarte.
Actualmente existen tres planes distintos cuyas tarifas mensuales oscilan entre 17.99€ y 59.66€.

2. Cuidado con la foto. Escoge cuidadosamente la foto de perfil que vas a utilizar. Abstente de usar imágenes en contextos lúdicos y festivos o fragmentos recortados de otras fotografías. Lo ideal es utilizar una fotografía tipo carnet de buena resolución y con un fondo en colores suaves. Ten en cuenta que es tu carta de presentación frente a un potencial reclutado, y nunca hay una segunda oportunidad para una primera impresión.

3. Completa tu perfil. Dedica todo el tiempo que sea necesario a rellenar la información de perfil. Ya sabemos que es una tarea tediosa, pero cuanta más información proporciones, mayores serán las posibilidades de que un potencial reclutador te encuentre. Esto no significa que debas realizar un perfil interminable que nadie sea capaz de leer entero. Simplemente, se trata de proporcionar toda la información relevante en su justa medida, pero sin dar nada por hecho.
Si hace mucho tiempo que no visitas tu perfil, asegúrate de que toda la información está perfectamente actualizada, especialmente los datos de contacto.

4. Optimiza tu perfil. ¿De qué te sirve tener un buen perfil profesional si nadie es capaz de encontrarlo? Algunas recomendaciones para aumentar la visibilidad de tu perfil y optimizarlo de cara al posicionamiento en buscadores son:
  •  Configura correctamente las opciones relativas a la visibilidad de tu perfil y asegúrate de que sea público, ¡Cuanta más gente lo vea mejor! En el menú configuración tienes un apartado denominado comunicaciones. Marca la opción que indica que estás abierto a recibir propuestas de empleo.
  • Configura una dirección web personalizada para tu perfil (URL amigable), en vez de utilizar la URL que te facilita Linkedin por defecto. En tu nueva dirección web deberás incluir tu nombre y alguna palabra clave que te describa profesionalmente como, por ejemplo, “Pedro Sánchez auditor financiero”.
  • ¿Qué tipo de palabras clave utilizaría un reclutador para buscar un perfil similar al tuyo? De nuevo, escoge las palabras clave más relevantes para posicionar tu perfil y utilízalas con frecuencia a lo largo de los distintos campos de tu perfil (aunque siempre dentro de un contexto de lenguaje natural).
  • Presta especial atención al titular profesional, ya que es lo primero que va a ver cualquier persona que visite tu perfil, y prácticamente lo único que van a ver los reclutadores en los resultados del buscador. Escoge un titular claro, conciso y descriptivo. Si estás en paro, introduce una descripción genérica del cargo que deseas encontrar.

5. Traduce tu perfil. Si no descartas buscar trabajo en el extranjero, te recomendamos traducir tu perfil en varios idiomas.
 

6. Se proactivo. Ahora que tienes tu perfil correctamente configurado, tu trabajo no ha hecho más que empezar. Recuerda que Linkedin es una red social dinámica que tendrás que gestionar como tal, y no una página web estática en donde subir tu currículum y sentarte a esperar a que te llamen.

7. Define tu estrategia. Antes de comenzar a gestionar tu perfil de Linkedin, siéntate a pensar cuidadosamente en la estrategia que vas a seguir. Busca perfiles similares al tuyo en búsqueda activa de empleo y analiza como actúan ellos. Reflexiona acerca de tu marca personal y tus puntos fuertes como trabajador. ¿Qué tipo de imagen quieres proyectar? ¿Cuáles son las fortalezas profesionales que te distinguen de otros profesionales? ¿Con qué tipo de personas deseas contactar? ¿Cómo podrías llegar hasta ellas?

8. Se constante. No se trata de actualizar tu perfil diez veces en un solo día, y después no volver a visitarlo en un mes. Piensa en cuanto tiempo le vas a dedicar al día o a la semana y establece un plan de trabajo con objetivos claros.

9. Actualiza tu estado. Comparte periódicamente información relevante sobre tu sector profesional. Comenta en las publicaciones de otros contactos. Que se note que eres una persona que se interesa por mantenerse al día profesionalmente.

10. Aumenta tu presencia con un blog. Desde hace unas semanas, Linkedin ya permite la creación de blogs en su plataforma. Gracias a este recurso podrás trabajar tu marca personal, demostrar todo lo que sabes acerca de tu profesión y difundir tus posts entre tus contactos. Esta funcionalidad se está implementando en los perfiles españoles de forma gradual, por lo que es posible que aún tengas que esperar algunas semanas para poder abrir tu blog.

11. Se profesional. Cuida el lenguaje que utilizas y observa las normas de etiqueta. Recuerda que Linkedin es una red social de carácter profesional, y ese es el tipo de comportamiento que se espera de los usuarios. Utiliza un lenguaje formal y no seas demasiado familiar a la hora de dirigirte a otros usuarios. Ten en cuenta que los contactos de Linkedin son contactos profesionales, no amigos.

12. Expande tu red de contactos. Acepta las solicitudes de contacto que vayas recibiendo y no tengas reparo en enviar tus propias invitaciones. Presta especial atención a aquellas personas que pertenezcan a la red Openlink, ya que se trata de usuarios premium -generalmente reclutadores- a los que puedes escribir directamente aunque no estén dentro de tu red.
Identifica a los super conectores de tu sector, que son aquellos que tienen un mayor número de contactos en su perfil (puedes identificarlos mediante el signo “500 + connections” en la parte inferior derecha del titular de su perfil). Cuantos más contactos tengan tus contactos, mayor será tu red y, por tanto, el alcance de tu perfil.
Eso sí, no envíes solicitudes de contacto de forma indiscriminada ya que Linkedin te penalizará si recibes muchos rechazos, y además esta práctica resulta muy molesta para los demás usuarios.

13. Se detallista. Personaliza siempre el texto de tus invitaciones en Linkedin. ¡A todos nos gusta sentirnos especiales! Este detalle aumentará exponencialmente las posibilidades de que sea aceptada por el receptor. Si se trata de una persona a la que no conoces demasiado, puedes inspirarte en la información de su perfil para redactar el texto y, si es necesario, explícale por qué te gustaría añadir a esa persona a tu red.

14. Aprovecha los contactos de tus contactos. Investiga a los contactos de tus contactos. ¿Hay alguno que con el que te interesaría conectar? Para ello puedes utilizar el módulo presentaciones, una funcionalidad gratuita de Linkedin que te permite pedir a uno de tus contactos que te presente a otra persona de su red.

15. Utiliza Linkedin como una base de datos avanzada de tus contactos profesionales. Cuando conozcas a alguien que te resulte profesionalmente interesante, no dudes en agregarle a Linkedin.
Debajo de la foto de perfil de cada contacto tienes una opción denominada “relationship”. En dicho menu existe la posibilidad de agregar una nota sobre cada contacto, apuntar como le conociste o quien os presentó o configurar un recordatorio acerca de esa persona. También puedes clasificar a tus contactos mediante etiquetas. Se trata de anotaciones privadas que no podrá ver nadie más que tú así que no dudes en aprovechar todo su potencial.

16. Mantén el contacto. Revisa periódicamente tu lista de contactos y trata de buscar una excusa para contactar periódicamente con ellos. ¿A alguno de tus contactos le han ascendido o ha cambiado de trabajo? ¿Te has enterado por conocidos comunes de que se ha casado hace poco o de que ha tenido un hijo? ¡Aprovecha para mandarle un correo!

17. ¡Busca trabajo! Utiliza periódicamente el buscador de ofertas de empleo de Linkedin para tener acceso a las ofertas de empleo de tu red de contactos, a aquellas ofertas que mejor se ajusten a tu perfil o a una lista personalizada de ofertas. También podrás guardar las búsquedas realizadas o las ofertas de empleo más interesantes.

18. Localiza a tus empresas favoritas y a aquellas que están contratando gente. Sigue a las empresas más relevantes de tu sector e interactúa con ellas a través de sus publicaciones. La mayoría de las empresas con presencia en Linkedin publican en su perfil las ofertas de empleo así que estate atento para ser el primero en enterarte.
Además, a través del buscador de Linkedin puedes filtrar los resultados de búsqueda en base a las empresas que están contratando en Linkedin, lo que te permite localizar fácilmente aquellas empresas que han publicado ofertas de empleo.

19. Participa en grupos. Únete a grupos afines a tus intereses profesionales y participa en ellos con frecuencia, pero siempre mediante aportaciones de calidad. Allí también podrás hacer contactos profesionales que te puedan ayudar en tu búsqueda de empleo, y tener en cuenta que en muchos grupos se publican ofertas de empleo con frecuencia. Además, también hay grupos especialmente creados para publicar ofertas de empleo de sectores determinados.

20. Enriquece tu perfil a través de las recomendaciones. Pídele a aquellos contactos con los que has trabajado que te escriban una recomendación.
Por otro lado, se selectivo a la hora de emitir recomendaciones. No puedes recomendar profesionalmente a una persona con la que nunca has trabajado, y efectuar recomendaciones falsas sólo por simpatía personal puede poner en entredicho tu credibilidad como profesional.

21. Desvirtualiza a tus contactos. Las redes sociales resultan muy útiles para mantenernos en contacto con nuestros conocidos y para conocer a personas interesantes con las que quizá nunca habríamos coincidido en la vida real, pero al final el contacto cara a cara siempre es más efectivo y causa una impresión más profunda. Apaga el ordenador y sal a tomar un café con alguno de tus contactos de vez en cuando. ¿Un renombrado profesional de tu sector va a dar una conferencia? No dudes en acudir y en saludarle personalmente al término de la misma.

22. ¡Aprende más sobre Linkedin! Lo expuesto en este artículo es sólo una pequeña muestra de toda las posibilidades que te ofrece esta herramienta. Sigue a los mejores blogs especializados en Linkedin para aprender nuevas estrategias para optimizar tu presencia en esta red social. Estos son los que te recomendamos nosotros:


(c) Un artículo de Adriana Rodríguez-Miranda, Abogada y Community Manager, para citapreviainem.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pincha aquí para ver el trabajo que se hace en la Fundación Atenea