martes, 5 de diciembre de 2017

Bici y smartphone, requisitos para trabajar en Glovo



El fundador de la compañía, Sacha Michaud, opta por la "velocidad y la optimización" de los recursos
La empresa se fundó en Barcelona en enero de 2015 y ya tiene presencia en Italia y Francia.....
¿Quieres ser Glover?


Una bicicleta y un smartphone son las dos herramientas que necesita un glover. También ha de ser autónomo, por supuesto. Y es que los trabajadores de la compañía Glovo sacan al ciudadano de más de un apuro. Y en tiempo récord. Al menos, esa es la filosofía de su fundador, Sacha Michaud: «La velocidad y la optimización en la ciudad».
«Estamos muy enfocados en dar un servicio muy rápido», dice Michaud. Los glovers van a la farmacia, a hacer la compra, a traer comida rápida, a recoger un regalo... «Una mujer está llamando por teléfono a su marido, que tiene una reunión importante, no le contesta y llama a un glover para que le pique a la puerta y lo despierte», cuenta el fundador de la aplicación.

Sin embargo, no todo vale. Por eso, Michaud hace un matiz: «El límite es lo que cabe en una caja [corporativa]». Los glovers tampoco trasportan animales vivos ni «cosas ilegales». Se aplica, según el empresario, «el sentido común».

Expansión

La compañía, que nació en Barcelona en enero de 2015 pero que gestionó el primer pedido en marzo, llegó a Valencia en noviembre del mismo año, sólo un mes después de pisar Barcelona. «Crecimos de boca a oreja porque no teníamos mucho presupuesto para invertir en marketing», explica Michaud, quien trabaja codo con codo con Oscar Pierre, su socio.
Inspirados en otras aplicaciones «más enfocadas hacia la comida a domicilio» o en Uber, Michaud y Pierre lo tuvieron claro: querían una herramienta para «hacer de todo». Y comenzó así sus andadas la primera versión de la aplicación de pedidos, con una inversión inicial de 100.000 euros, como cuenta Michaud. «A partir de entonces tuvimos que tratar unas métricas muy rápidas y empezamos a crear un equipo hasta lo que es la plataforma hoy en día», relata.
En ese sentido, las empresas, según sus palabras, se han dado cuenta que se trata de «una tendencia que sólo va en aumento». ¿Qué es Glovo? «El chico de los recados con una base tecnológica muy importante. La clave también es que hay un seguimiento a tiempo real para saber en cualquier momento dónde está el glover».
Tras Barcelona, Madrid, Valencia, Zaragoza, Sevilla, Málaga, Milán, Roma y París, el objetivo de Glovo es «consolidarse» en España, pero con las ideas claras: «No somos una empresa logística».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pincha aquí para ver el trabajo que se hace en la Fundación Atenea